Con mucha personalidad: ambientes con suelo de pizarra

Los suelos de pizarra son para quienes arriesgan, para quienes marcan la tendencia. Quien lea este texto, sentado en una terraza con el mencionado material, debe saber que el factor transgresor no implica su uso en exteriores, sino en interiores. La personalidad de la pizarra hace que, de no tratarla con el debido miramiento, pueda desequilibrar cualquier estancia. No obstante, bien utilizado puede convertir un hogar en un espacio inolvidable.

La pizarra: un material enigmático

Este potente material ha sido una solución poco utilizada en interiores hasta hace poco, cuando los nuevos estudios de arquitectura e interiorismo se han lanzado a potenciar su uso. Un proyecto en el que este material ha creado un ambiente único es este salón con barra de bar abierto, minimalista, con una chimenea de marco de hormigón y suelo de pizarra. Obra de Heliotrope Architects, el estudio ha sabido aprovechar el espacio de esta estancia diáfana para darle un carácter propio y único, conjugando los materiales como la pizarra y el hormigón con una decoración acogedora. Todo un acierto.

Espacio creado por Heliotrope Architects 

La a veces inmerecida fama de este material, al que se algunos califican de blando, no es tal. La robustez de la pizarra varía según el material. Determinadas variedades, como la de Cumbria, tienen la dureza del granito. Así pues, no hay que temer a la hora de instalarla en sitios de paso o de gran actividad, como la cocina. Un excelente ejemplo de ello es esta cocina minimal, con armarios estilo shaker, encimera de cuarcita y suelo de pizarra. ¿Por qué no hacer que todas las estancias tengan un estilo diferenciado?

La pizarra, el suelo perfecto para las estancias que no imaginabas

Habrá quien opine que estancias con la amplitud e iluminación de una cocina o un salón bien pueden permitirse la transgresión de un suelo con tanta personalidad como el de la pizarra. Sin embargo, hay quienes se atreven a ir más allá y colocan este preciado material en los pasillos o el recibidor. Una decisión que, a priori, puede parecer arriesgada por el color de esta piedra, pero cuyo resultado nos seduce al verlo in situ. Es el caso de este recibidor, al que se ha dado amplitud con unos muebles de madera maciza de diseño minimalista, un techo en color gris cálido y tonos claros en las paredes, que constrastan a la perfección con el metal empolvado de la ventana y el suelo de pizarra. Una excelente solución para este espacio tan transitado del que a veces nos olvidamos.

Espacio creado por as.designconcepte

Esperamos haberos dado algunas ideas sobre el uso de la pizarra. La versatilidad de este material, así como su marcada personalidad, aportan un aire nuevo y único.